domingo, 7 de julio de 2013

Ya no se cuantas veces lo he oido.



¿Quién no ha escuchado decir, que hoy en día se separan muchos matrimonios por que no tienen paciencia?

Cuando uno decide compartir su vida con otra persona, debe tener claro que a de perder un poquito de si misma en pos de la otra, ello acarrea armarse de paciencia, si. Pero, donde esta esa línea, esa finita, finita, que diferencia lo que seria la falta de toda paciencia. (Muy mal chicos/as) de la perdida total de libertad, opinión y personalidad.

Soy del total convencimiento que toda historia tiene mínimo dos versiones, sin escucharlas no me suelo decantar hacia ninguna. (Soy cabezota de naturaleza) por ello, mi opinión en esta materia esta dividida según casos y circunstancias, pese lo cual, os dejo esta pregunta.

¿Es el amor en verdad suficiente escusa para aguantar ciertas cosillas?