viernes, 14 de abril de 2017

Nos colocamos en delantal de aclarar idioteces.

Creo que estamos todos de acuerdo en que, la celebración de la semana santa en España tiene más años que la picor, bueno, todos no, aún queda algún anormal. Si, anormal, y mucho, que piensa que eso de la semana santa lo implantó el caudillo, olvidando, entre otros muchos más detalles casi de parvulario. Que fue únicamente durante la guerra civil, y en aquellos puntos gobernados por el bando llamado republicano, aunque allí cabía todo (republicanos, anarquistas, comunistas, socialistas, y así, un largo etcétera de gente buena y también mucho impresentable), donde esta celebración se canceló. Y cuidado, por huevos, ya que con toda la libertad que se presupone ofrecían en dicho bando, tener y procesar cierta fe, pues como que no sólo no estaba bien visto, estaba hasta penado, y penado con la muerte sin precisar de juicio. De ahí la quema de templos e imagenes religiosas, y el asesinato de curas, monjas, monaguillos, etc, ¿que los había muy cabrones? (ciertos religiosos) imagino que si, ¿pero, todos, y tanto como para ser sacrificados? ¡Tamos locos!... por estos detalles he dicho siempre, ¡y ojo! que no es más que mi opinión. Que de haber perdido el bando que ganó, me da, que España se habría comido una dictadura igual, ¿de otro color? si, pero al fin y a la postre. ¿Libertad y vivir bien? el gilipollas que manda y los dos lameculos que siempre le van a la par. 

¡Che! a lo que toca. Hoy, ahora, vamos hablar una miaja y muy por encima de dos cosillas a fin de poder aclarar la idiotez que toca. 

1º. La "Cofradía de la Santa Oración en el Huerto, de Elche", ósea, uno de esos pasos que cada semana santa procesa las calles de Elche, este es un paso, como otros tantos de muchas localidades más, al que llaman. "El huerto" así, a secas, pero que a diferencia de esas otras muchas localidades, en Elche, y desde su creación en 1854, el huerto esta personalizado de manera que represente uno de los típicos de la tierra. Es por ello, que a diferencia del resto de pasos de "El huerto" que se pueden encontrar a lo largo de nuestra geografía, en el trono de Elche, y aparte del característico olivo, también se incluye un limonero, un naranjo, un granado y como elemento principal, una palmera. (Elche es el palmeral más grande y antiguo de Europa, patrimonio de la humanidad) es por ello que, pese la riqueza de pasos de este pueblo, muchos, con gran número de feligreses, no hay ninguno en la ciudad que represente a su tierra con tanto orgullo, como lo hace el del huerto. 



Este paso, que es casi tan familiar como modesto, tiene varias curiosidades que poquita, poquita gente conoce. El cristo, obra del escultor D. Antonio Riudavets, costo 700 reales, el ángel que le acompaña se le encargó dos años más tarde. La túnica de terciopelo carmesí y oro, fue cortada y cosida por el maestro sastre D. Anton Marcel y su hermano Mariano, ambos, de Elche. Y salió la cosa por 950 reales de vellón, que era un pasta gansa.

Cogidos a la palmera con unos bragueros hechos a la medida, van cinco tordos (estorninos), que se cuidan y crían en grandes voladeros. Nadie sabe desde cuando se colocan estas aves en la palmera, los más ancianos de Elche los recuerdan desde siempre. En este trono, y como las aves, todo es natural. Los árboles, de vivero, se recuperan una vez terminada la procesión. La granadas del granado, al no ser tiempo, se guardan con mimo desde la cosecha anterior en camaras para que estén frescas y luzcan bien. La palmera, que aqui si, hay que cortarla a la medida exacta, no se sacrifica por amor al arte, es seleccionada entre las enfermeras, o mejor dicho, afectadas por el picudo rojo. Nunca, jamás, se seleccionan palmeras sanas, siempre palmeras cuya muerte esta más que anunciada. 



La palmerita por sí sola, puede pesar de los 1500 a los 2200 kilos. Hoy, hay camiones pluma que la elevan hasta el trono, para con ayuda de los cofrades, guiarla hasta su sitio, donde se fija con fuerza para que quede completamente recta. Pero esto, es hoy, antes se hacía con fuerza bruta, cuerdas y poleas, y sólo, por devoción. Este es, por sus complejas caracteristicas, el unico trono de Elche que no se puede llevar a hombros. Por ello que este montado sobre un chasis, del que los más ancianos no tiene claro de dónde salió, pero que a simple vista parece ser el de una furgoneta o camión. Eso sí, viejito, viejito, ya que tanto sus ruedas como su volante, desde los inicios, son de madera, y no fue hasta el pasado año, en que no se restaurara el caucho que recubre la zona de rodamiento de las primeras. 


Y bueno, hasta aquí, la primera parte del tema a tratar con el fin de aclarar la idiotez profunda que nos atañe, vamos a por la otra.

2º. Los grupos animalistas que confunden el tocino con la velocidad. ¡Ojo! que estoy completamente de acuerdo en que hay cerdos que corren la ostia de rápido, pero aún así, pues como que la velocidad y el tocino... ¿Qué, qué no?



A ver, el pasado año un grupo de estos personajes que según parece van a salvar el mundo defendiendo los derechos de la gallina pinta, que no ayudando al que a su lado se muere de hambre (recordemos que nosotros estamos integrados en el género animal). Montaron el espectaculo a tal punto que hicieron llorar a varios críos pequeños de los que salían en procesión con este paso. Y todo, porque según parece los tordos que van atados a la palmera y que incluso están controlados por el Seprona, son animales maltratados... y digo yo, ¡ojo! recordemos que soy más simple que una matica habas, con lo que cualquier carencia sesuda se me comprende aunque no se me perdone. Dicho lo cual, insisto. Y digo yo, a vosotros, animalistas (mucho más lumbreras según parece que cualquier otro ser del reino animal). Ese perrito al que llamáis mascota y sacais a pasear atado por el cuello y según la raza (porque así lo dice la ley) con bozal. Ese chucho, ¿es más libre y esta menos maltratado que estos pájaros, por?, ¿Debo entender que las pajarerias, zoológicos y similares, son lugares de tortura, puede, que de exterminio?, otra duda que me cabe, y con esta cierro tan absurdo tema. Me gustaría saber por qué pisáis (que os he visto), y alguno de vosotros, hasta rabia sañuda, a las inocentes cucarachas. Ya que, por si no lo sabéis, son seres igual de vivos que cualquier de vosotros, osea, con vuestro mismo cerebro, corazón, etc. A ver, como soy tan, tan simple, pues claro, como que no comprendo porque a unos animalillos sí, y a otros no. 

Este año, antes de volver a dar la nota cortando la procesión hasta hacer a las fuerzas y cuerpos del estado intervenir. Los animalistas han llenado el centro de Elche de panfletos pegados a cualquier lado, algunos, tapando incluso señales de tráfico. En dichos panfletos se podían leer todo tipo de gilipolleces, ¡vamos! casi como si lo de estos tordos y el toro de la vega, fueran la misma cosa. El domingo de ramos en Elche es una de las fiestas más bonitas y coloridas gracias al trabajo artesanal con la palma blanca. Nadie sabe qué leches tiene que ver lo de la palma blanca con los tordos de la cofradía "del huerto". Pero allí estaban ellos, los inteligentes e intrépidos animalistas, megáfono en mano, dando por saco a los que vendían y compraban la palma. Porque claro, es que los pobres tordos... señor, señor. En fin, imagino que los del megáfono, de allí, se fueron hacerse una cervecita bien fría, y quien sabe sino, con unas ricas quisquillas hervidas, o con unos calamares a la romana, porque como ya he dicho, es que hay bichos, y hay bichos. 



Este año me he dicho. -Antonio, vamos a ver como hacen padecer a esos pobres tordos- y allá que me he presentado a ver cómo arreglaban el trono de la discordia, y cómo, colgaban a esos pobres animalitos. 

Todo el mundo sabe que las palmas pinchan, y bien, máxime, según se acercan las hojas a la base, que es precisamente donde se colocan los toros. ¡Coño! pues resulta que hasta en esto se cuida el detalle, cortando dichas púas para que el animal no sufra daño alguno. Por si fuera poco, la policía controlaba de cerca desde el traslado de los animales, a su manejo para colocarle el braguero y posterior atarlo a la palmera. Y oye, sin pega. 

La definición de maltrato es; Comportamiento violento que causa daño físico o moral... yo, como testigo presencial, ni nadie que a mi me conste, ha visto a integrante alguno de esta cofradía agredir a esas aves, ¡pero vamos! es que, ni  reñirles tan siquiera. 



Visto lo visto, y me la pela muy mucho si con ello soy el peor de los asesinos. Absuelvo a la cofradía de la Santa Oración del Huerto de toda idiotez había y por haber. Condenando de toda ella, a esos animalistas de seso reducido, o más que animalistas, notarras. Que mira que lo hicieron muy bien con el tema del toro de la vega, pero últimamente, más que gente coherente con una causa, parecen friquitos de esos de televisión suplicando por su agónico minutito de gloria. 

A ver, si, a vosotros os digo... criaturitas del señor. Sin salirme del tema bicho, ¿saben ustedes que siguen matando delfines y ballenas, cazando focas a palos, robando perros para peleas, destrozando el amazonas, eh, lo saben, eh, eh?, ¿si?... pues, DEJAROS DE IDIOTECES y centraos. Ayyy que falta de pico y pala copón, así nos va la vida, con la de problemas  graves de cojones que hay, y perdiendo el tiempo porque a una palmera atan cuatro pájaros que viven todo el año como Dios.

Una cosa han dejado clara estos animalistas, huevos suficientes para importarles una mierda el ridiculo que han hecho sentir a sus padres, si tienen. ¡Pero! ¿los tendrían también para manifestarse el día de autos en contra de la fiesta del cordero? me da, que no. Aunque claro, como esta peña es tan inteligente, a lo mejor tiene pruebas de que los corderos no sufren, al contrario, puede que hasta se pongan cachondos al ser decapitados a cuchillo. ¡Claro! va a ser eso, jopeta, que gente más inteligente. 



Si, esta claro que los corderos disfrutan una cosa mala, no como los tordos.