jueves, 31 de diciembre de 2015

Borbotones de talento.





En la bronca quietud del sueño
que hipócrita impide dormir.
Fluye, como sangre herida de muerte,
a borbotones de talento
la pasión que desborda su aliento.


No hay más que sentir sus formas,
para que entrañas en ojos converjan
y con olor a viejo llanto
emocionarse de su muda voz.
Esa que retumba entre paredes
de tacto y sustancia, de misterio y distancia,
de un tiempo que corre y se cuaja
…mientras al fondo,
aplauden y aclaman.


En la bronca quietud del sueño
que hipócrita impide dormir.
Me arrullo con su arte,
en su manera de sentir.
Admirando como admiro la valentía y el instinto
de dar rostro a quien no lo tiene
y carácter a lo que no lo padece.


En sus manos de conocimiento
sus creaciones visten alma,
plagando ese pequeño universo
donde soñar, nos hace sinceros.






Al mucho talento de D. Antonio Pons, gran escultor, persona, amigo. 

domingo, 27 de diciembre de 2015

La pulsera de Pandora.



Mi hija mayor hace mucho que no escribe cartas a los reyes magos, ni al gordito del pijama de felpa  rojo, pero como de todos es sabido, la ilusión no se pierde con la edad, tan solo se disimula o se reprime, pero perderse, no se pierde. 

En casa sabemos lo que le gusta pues no ha dejado de ser nuestra niñita, así que antes de que se nos echara encima nochebuena nos fuimos su madre y yo al pequeño chiringuito que Pandora tiene en el Corte Inglés de Elche (Alicante) donde siempre hemos acudido a comprarle algo de esta marca (PANDORA) 

La primera vez que lo hicimos había dos señoritas atendiendo y tres personas comprando, contando a las que ya despachaban, y se nos pidió que sacaramos número por si de golpe venía más gente, llevar un orden. Algo que me pareció de lo más coherente, así que saque número, y por eso mismo este año fuimos derechos a él hasta que la dependienta, una moza de pelo liso y moreno, ojos claros y grandes, y  con tan poca chicha como gracia para atender a los clientes. Me mira de muy malas formas y me pide que no saque número diendo, a la vez que miraba en derredor suyo -si te das cuenta, no hay mucha gente, así que no hay que sacar número, vas detrás de ellos- y me señala a una señora con su hija. 

Ese -si te das cuenta- a la vez que mira en todas direcciones, me ha sabido a "¿eres tonto o prácticas?" aparte que lo de tutearme así, por las buenas... y no estoy loco, a mi mujer también le ha jodido la cosa, y bastante. 

Nos hemos callado muy discretos y hemos guardado turno, no sin dejar de preguntarnos si es que tal vez el ir de diario, con esos pelos algo de aquella manera y encima yo sin afeitar, podrían tener la culpa. La plebe es la plebe y la delgadita moza que atendía iba muy de princesita...si, puede que sea eso, pero al escucharla hablar poco después a la señora con la hija (más arregladas que íbamos yo y la mujer) nos hemos dado cuenta que no, que nuestras pintas no tenían mucho que ver, la niña es estúpida si o también -que se le va hacer- ha dicho la mujer, pero yo no soy de resignarme así, a las buenas, pues como yo estoy cara al publico y trato a la gente como me gusta que a mi se me trate...

Cuando por fin nos ha tocado, y siempre desde la mayor educación, he corregido a la moza deshuesada de ojos grandes y claros. Le he explicado, aunque no tenía el porque, porque he ido a sacar directamente número -asi me lo pedisteis el año pasado habiendo puede que menos gente de la que tiene ahora-

La niña de ojos claros ha torcido el morro, por lo visto no le agrada que le digan nada, y eso que aun no he terminado. -Yo no me puedo acordar de todas las caras- responde, como si a mi que se acuerde de mi cara... en fin.

-A ver, a ver, que a mi que te acuerdes de mi cara... como que me da igual, yo de la tuya tampoco me acuerdo y no pasa ná. No es ese el tema, lo que trato de decirte, si me permites. Es que ese "si te das cuenta" mirando para todos los lados, esta muy mal. Con haberme dicho "no saque usted número que va con la vez" sobraba.

La moza falta de peso (para mi gusto claro) sigue torciendo el morrito y su gesto de cara, como las ganas en atendernos, se hace más desagradable, frío y distante, al punto que cuando pagamos y ya nos íbamos. Su, hasta luego, ha sido como un claro -iros a tomar por el culo-

A nuestra niña le gusta esta marca (PANDORA) y me alegro, pero de ahora y en adelante, mientras no haya otra tienda de Pandora en Elche, me parece que en casa se le regalaran otras cosas, porque hay otras cosas chulas en la vida y no veo porque tendría que aguantar a una niñata desagradable y tonta... e insisto, me mordí, y mucho, pero mucho mucho la lengua, no puse ni queja, y todo porque la mujer me dijo -no sea que la tiren a la calle- y se que eso no hubiera ocurrido, aunque sinceramente, no me hubiera quitado el sueño, y menos hoy, con las calles llenas de gentes plagadas de ilusión y gana por tener oportunidades como la que esa señorita sin educación tiene y desaprovecha.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Algarabías en mi memoria.





Algarabía y risas
acorraladas entre cocina y galería,
son de aquellos primeros días
ese sonido que cuan luces me domina.
Una  madre, una tarde,
muchos hermanos y la radio.
Hasta que tocan el timbre
desde abajo.
 -¿Se baja la Rosario?-
y restamos,
hasta que poco antes
venga papá del trabajo,
la Rosario suba de jugar.
Siete almas en un corral
jamás hubieron con mayor felicidad,
que las que yo recuerdo
prietas de espacio y tiempo,
en esa memoria que celosa,
para mi suerte
nunca me agota.







viernes, 25 de diciembre de 2015

La niña que comía mariposas.



Hace de ello ya unos años, conocí en una web de esas muchas que hay literarias donde aficionados a las letras, unos con más nombre y desenvoltura que otros, pero todos enamorados de lo mismo, cuelgan sus trabajos. A una gran poeta que bajo el seudónimo de Albasilencio publicaba sus poemas. Su nombre real es María Dolors Carrillo Sánchez, autora del más que recomendado poemario "Deja de labrar silencios". Maria Dolors contacto conmigo porque quería regalarme un ejemplar de su último libro ¡Woow! y dedicado. con lo caninos que andamos por casa desde hace ya demasiado tiempo, miren ustedes por donde, si he tenido regalo de navidad. No se si Dios existe, pero María Dolors Carrillo Sánchez, ya les digo yo que si. 



Soy de leer despacio, a muchos pocos... me ha sido imposible, literalmente me he bebido su libro, que para mi sorpresa no era de poesía, sino su primera novela. Y qué novela señores míos, que novela. Su narración no deja indiferente a nadie, con ella y por igual logra hacer sentir pena, que rabia o nostalgia, y con su sencilla e inagotable ironía, también me ha sacado muchas sonrisas. Es un libro con alma, con carácter propio, una lectura de las que deja esa seguridad que no será la última.



Les dejo un trocito.



-Milagros, escúchame bien- pontifica la mujer antes de marcharse -vas a ver cómo se pone tu marido, como un pincel, y ya puedes ir sacandote las bragas, que te lo digo yo. Con Dios mujer ¡ea!



La Milagros la mira perpleja "¿Por qué le dice eso?" se pregunta. De todas formas no le hace demasiado caso. Entre otras cosas, porque ella no viste bragas. le gusta mearse donde le apetece.



Al cabo de unos días, la Milagros supo que la Juana, al parecer, también hacia milagros, porque el estado en que estaba su marido, con unas fiebres de aúpa, y una verga más erecta que una estaca,era a todas luces un milagro, o una pesadilla, o una maldición, como opinaba la Milagros, cansada de tanto acudir a la habitación a atender a su marido y no precisamente de las fiebres...



Lo dicho, un trocito de lo mucho bueno que hay entre sus páginas, en este ejemplo para sacar una sonrisa, en otros para llenaros de angustia, rabia, lágrimas. ¡Bravo Maria Dolors! magnífica lectura, maravillosas descripciones, un gran regalo amiga mia... y ello, pese la envidia cochina que me da reconocer que jamás seré capaz de escribir así de bien.


viernes, 18 de diciembre de 2015

Al otro lado de mi habitación.



Ha amanecido como tantas veces,
entre aquel silencio entornado
sobre el que a veces llora
y al que en ocasiones aclama.


De nuevo sola,
trata de aparentar indiferencia.
¡Hipócrita!
Por supuesto que le importa.
Jamás aprendió a consolarse
más que con los dedos y sin luz.


Incapaz de enamorarse,
folla por follar.
Dos minutos de placer
y una eternidad de soledad.


Es más difícil ser mujer
que aparentar honestidad.


Jamás la vi rendirse, ni suplicar,
tiene más cojones de los que yo sería capaz de aguantar.
Pero la soledad la retuerce del vientre a los pezones,
y sus ojos de triste visten
mientras se quita las bragas y como gata,
entra a la cama desde debajo de sus sábanas.


La he vuelto a oír gemir
cuando preferiría escucharla de rabia gritar,
pocas damas son cobardes,
pocas señoras se rinden,
pocas mujeres tiemblan,
muchas niñas sueñan,
cuando su seguridad es certeza.



Suman sus noches alcohol y penas
mientras las bragas siguen tiradas,
y sus pechos desnudos,
llenos de salivas varias,
piden una ducha y
a la soledad su caricia.


No se medir la pena,
ni la soledad,
no sé cómo convencerla
para que vuelva a luchar.
Tan solo soy un hombre,
uno de lo más vulgar,
que con mujer y madre
en corazón y entrañas
muere de ignorancia
con las manos limpias cada mañana,
al callar lo que no supe denunciar.






-Ante el maltrato, no te quedes callado-

jueves, 17 de diciembre de 2015

Volver a nacer.




He viajado por tiempos borrosos,
nieblas mortecinas, bosques arrasados,
y pueblos de miedo amasado.
Agónicos caminos
que arrebatan  la tibieza al suspiro.



He visto la palabra del mentiroso,
los largos brazos del ladrón,
…vacíos oscuros en el humano.
Abismos acumulados
al fondo de nichos de añeja flor.



De presentes se pudre la historia,
pasajes prisioneros de puertas atrancadas
tras las cuales, es el alma asesinada
por vergüenza armada
de avaricia y rencor.



He dejado de creer, repudio toda fe,
me aferro a la realidad…es lo que hay,
lo que se palpa y ve.
Y así, me envuelvo en mis sueños y recuerdos
por volver a nacer.







miércoles, 9 de diciembre de 2015

Desengañado.




Me enternece el miedo
que sujeto al hueso de la nobleza,
de ignorancia su grandeza,
asesina la inocencia.
Late mi corazón de aquella manera
y por simple inercia,
sintiendo la vida a cámara lenta.



Puede que sea la edad,
que me han rendido
o, tal vez, que no se estar.
Blandito, emotivo,
…no lo tengo claro.
Pero no puedo ver o escuchar
sin echarme a llorar.
Hoy, como mucho,
maldigo la eternidad.



Del secano a lo inundado
en pocos años,
tristeza vomito viendo
todo cuanto he desperdiciado.
Que engañado he vivido dentro de mí mismo,
ni el silencio ni los gritos me despertaron,
solo el tiempo
me ha desengañado.




-Perdonar, solo está en manos del herido. Generalizarlo es una cómoda inercia, una teatral representación. El perdón es tan íntimo y personal, que sin el don de imaginar es imposible describirlo. Perdonar, es un frágil presente que con demasiada facilidad se ofrece-


viernes, 4 de diciembre de 2015

La parodia de un desgraciado.



La prosa y yo a veces nos tropezamos,
nos saludamos
y cada cual sigue su camino
sin importarle mucho lo que hace y piensa el otro.
Y es esa extraña confianza
lo que me permite respirar y actuar con sinceridad
delante del ordenador o con un bolígrafo en la mano.




Odio que me encasillen tanto o más,
que un plato hasta los topes de lentejas
con la mamá o abuela de turno
diciéndote lo buenas y sanas que son una vez por semana.
La poesía es mucho más que una forzada rima
o que un enorme plato de lentejas.
La poesía son la personalidad y el sentimiento en crudo.




Al igual leo y disfruto a Bécquer que a Gil de Biedma,
y se parecen como la rica berenjena a la feria de Albacete,
o a la de Sevilla, o a la de Málaga.
Las letras son y serán libres aun cuando las prohíban.
Y así debería ser y actuar quien las siente
brincando y empujando por sus venas, de lo contrario,
la poesía no sería más que la parodia de un desgraciado.





jueves, 26 de noviembre de 2015

¡Ni puto caso! La culpa no es nuestra.




Que desconozca el hambre,
de momento,
no me convierte en un miserable,
ni en traidor, ni en cobarde.
Que desconozca ese germen
no me hace de la realidad
el mayor ignorante.
Soy de los que sí,
a veces ocupó el lugar del otro.
Rio, grito, y por igual, padezco y sufro.
Yo, ante el hambre me derrumbo
como la conciencia de aquellos pocos
que mantienen intacta la vergüenza
mientras los cosen a hostias.
Hoy, acumula la tierra
más vergüenza que pena.
Algunos, tratan de enterrarla
a dos palmos bajo tierra, otros,
la meten bajo sus camas.
Los últimos,
caciques, caudillos,
predicadores con cuchillo,
se abrazan al poder de su desprecio.
Que no lo conozca todo
no me convierte en un imbécil,
ni en un insensible ¡ya está bien!,
hasta los cojones estoy
de escuchar que no hacemos nada.
¡Nosotros! los matados que no pasamos de desgraciados,
…que aquí se tira y allí se muere.
¿Y, la culpa es mía, del que se ha mudado enfrente,
de la recién nacida de arriba?



-Me da mucha pena no poder, por mi solo, paliar el hambre y todas las enfermedades, pero jamás tendré remordimientos de algo que no hemos creado los miles de pringados a los que hoy, cuatro espabilados, tratan de acorralarnos con sus discursos vacíos y abstractos. Mi conciencian, al igual que mi escasa inteligencia, saben que las culpas, como la carne, se compran y venden en todas partes-

lunes, 23 de noviembre de 2015

Lágrimas heladas.





De pequeño, pensaba
que los muertos lloraban,
que de sus ojos cerrados
brotaban las lágrimas.
Sí, eso pensaba,
y la pena me inundaba
ahogándome pecho
y garganta.



Creía
que la muerte
era algo más que un insulso
camino de ida.
Desconocía
que no era
más que la retirada
natural de la vida.
Pensaba que seria
como la capucha
de mi anorak,
reversible.



De pequeño
como de adulto,
siempre fui un poco
bastante iluso.
Pero con toda la pena
en mi recuerdo imaginario,
me encanta pensar
que los muertos,
también pueden llorarnos.





sábado, 14 de noviembre de 2015

Más francés que nunca.




No puedo morir, he reído tan, tan alto,
allá donde no pisan los vivos,
que me hice eterno e infinito.
No puede morir quien se siente feliz
en sus dos metros de reino,
quien no arrastra remordimiento,
quien no se diluye
al fondo de un vulgar y frío espejo.


No puedo morir, ni yo ni ellos,
inocentes de carne y de hueso,
mártires, que empujaran con su recuerdo.
Litros, litros de sangre
por la tierra y en el aire,
serán pena y serán impotencia,
jamás perdón, jamás sumisión, jamás miedo.
La fe a fuego no se la creen
ni el propio infierno,
por ello, hasta nuestros muertos
son felices…vosotros, no.


Ni a cuchillo ni con bombas,
ni en mi reino y en el vuestro,
a nada y en nada
quedará vuestro fétido aliento.
Hoy soy más francés que nunca,
y más persona que en mil ayeres.
En ese gran desprecio
que por vosotros siento, por fin rezo,
y lo hago para que os pudráis
rápido y desde adentro.



A la memoria de aquellas víctimas del más absurdo y ridículo fanatismo que en las calles de París perdieron la vida un agrio 13 de noviembre de 2015, dedico estas palabras a los intolerantes descerebrados que solo entienden la libertad a base de palos. 

viernes, 13 de noviembre de 2015

Treinta años a solas.




No sé de mayor valentía,
ni a quien mejor mi admiración,
que a aquella niña (dicen nos la arrancó Dios),
presa por la furia de la tierra que inútil hace la respiración.


Un nudo mi garganta y hormigón el corazón,
al escuchar a la verdadera inocencia decir adiós.
Treinta años han pasado y sigo oyendo tu voz,
retumba en la pena y la rabia de una memoria menor.


Hace treinta años, empecé a ser persona,
fue al escuchar una niña que a la muerte hubo de entregarse,
lo hizo con las manos, como el alma, en alto.
Y nos miramos el ombligo, y nos creemos estrellas,
y no nos da vergüenza, ni propia, ni ajena.


No sé de mayor valentía,
ni a quien mejor admiración,
que a aquella eterna mujercita que nos dio una lección.
Sabiendo que se moría, ofrendo solo amor,
el que su humilde cuerpo tenía y a tantos puso voz.






A la memoria de Omira Sánchez Garzón, niña de trece añitos  colombiana, víctima de la vida, que al mundo entero estremeció la respiración.


jueves, 5 de noviembre de 2015

Una vida y un destino.




Oscura espina en tierra vieja,
hiere de la noche su luna y estrellas,
más sin esperanza no hay día,
más sin corazón tampoco vida.
Oscura mueca y oscura la nada,
en los ayeres que tras de mí se derraman.


Deje de gritar al oírme,
y de amar al escucharos.
Pedregoso el futuro y más, su grueso muro,
en sombras por embudos,
donde conformarse es uno y esconderse… fácil presente.


Doce son los nudos
que al corazón dan forma,
agriando la mala pena
en las restas que desbordan,
y sumas que nos representan.
Doce los meses, los hermanos y ataúdes.


Yo, soy silencio,
yo soy culpa y lamento,
yo soy cuanto escupir
sea capaz un cuerpo.
Y solo, siempre solo, cuan árbol grotesco,
rindo mi alma, mi espíritu, ¡mi tesoro!


Delante algo y detrás infierno,
no creo ser barro ni tampoco acero.
No tengo nada de bueno,
ni siquiera, el deseo.
Somos, porque tenemos,
una vida y un destino.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Recital poético de bienvenida.


Para dar la bienvenida a la poeta y amiga Susana Jiménez Palmera se organizó un recital poético donde junto poemas de grandes y pequeños autores, pudimos escuchar algunos de su nuevo libro.




En el cartel del evento aparecen todos los que de un modo u otro han participado. La tetería que nos abrió las puertas, poetas, rapsodas, fotógrafo, cantautora, presentador... una marea de gente maravillosa, y que conste, que de cursi tengo de poquito a nada.


¿Qué podría deciros del ambientazo?...vosotros mismos. 


Mención especial para la gran Ana González, cantautora local a la que os recomiendo, si tenéis la oportunidad, de no perdersela en directo... bueno, o en CD, pero en directo más mejor ¡ea!


El equipo ¡fantástico! de la Cuna teteria, una caña en simpatía, encanto y profesionalidad. 


Y aqui esta ella ¿Que, guapa em? pues si, aparte de gran poeta y un encanto, guapa, así es nuestra amiga Susana Jiménez Palmera, una orgullosa colombiana amante de las letras. 


En esta, en el escenario junto José Martínez, enorme maestro de la ceremonia que hizo de la velada una maravillo momento... hasta leyó algunas cosillas inéditas y suyas. Estuvo perfecto el tío.


Y aquí su nuevo libro...ummmm por ir abriendo boca.


Hasta ese día solo había oído hablar de él, el gran Antonio Sánchez, debo decir que me dejo sin palabras, ¡joer! que envidia más marranica la mía, como recita el cabr.... bueno, que lo hace la hostia de bien. 


Con luz propia, lo lleva en la sangre, Felicidad Alarcón, hija de mi adoradisimo D. Ramón Alarcón. Pedazo, pedazo poeta. Busquenle y leanlo, ya me dirán ya. 


Otro encanto de señora y todo un pivón que diría más de uno, ¿verdad Luis? es para mi Mila Belmonte, otro lujo que nos acompaño con poemas de su hermana y OJOOOO uno del menda. Oeeee oe oe oeeeee....


Presentar a Suny... tienen que leerla, así, sin más. Es una de esas poetas que parece no creerselo y a mi me dan una envidiaaaa.

Como siempre al fondo, José Martínez ¡que grande el tío!




Es el momento de Lola Martínez Lorenzo ¡Cuidaó! cuidaoooo cuidaó. Que hablamos de la gran entre las grandes Lolas de España. Enorme pintora surrealista y aunque trate de negarlo, buena como poeta y buena recitando.


Siempre un honor y un lujo tener en el sarao a D. Manuel Vicente Segarra Berenguer. Autor de seis novelas y en ascuas para que saque la proxima. Ahí donde le ven con esa cabecita tan chica, mucho cuidado que como elefante, su memoria es la leche.


Una de las mujeres más especiales que creo conocer y de la que presumo sin reparos, es de mi Fini Alacid, autora de dos novelas completamente desenfadadas y frescas (vivo reflejo de ella misma)


Eva Gil, que quería pero no y que terminó (creo), encantada de hacerlo, es el bichito del grupo literario "escritores en su tinta" me dedicó unas palabritas con mucho cariño jejeje. De ella no digo las novelas que lleva escritas porque es que he perdido la cuenta, pero son más de cuatro y creo que menos de siete...por ahi andara la cosa. ¡Casi ná con la criatura!


Otro de esos encantos de criaturilla con un camino importante hecho en la poesía ya con tres publicaciones a su espalda y no se cuantos premios literarios, es nuestra Ana Esmeralda. Y lo siento, no se hagan ilusiones, tiene cari y no lo cambia. 

Por cierto ¿han visto a José allá al fondo?, ¿Ta de rechupete el tío, a que si?



A esta mujer, Isabel Penalva, hay que echarle de comer aparte, escribe, y muy bien, pero lo esconde como ya lo hiciera su padre. Creo que fue para todos (hablo por mi el primero) una sorpresa, tanto ella en si, como cuanto nos leyó.


Con la carrera que lleva ultimamente, presentar a Loly Gimenez y su poemario "Diario de sueños y pesares" publicado recientemente, me parece casi innecesario. ¡Ah! que aun no lo conocen ¿y a que esperan? enga, enga... a por él.


En la sombra y tras un pilar ubicado de manera estratégica, disfruté mogollón de una velada gracias a un buen grupo de amigos de esos que podrán tener mucho o poco, pero precio, NINGUNO. 



Aquí nos despedimos todos y cada uno de los que empecemos y terminemos con el sarao, dando las gracias a todo ese público que voluntariamente decidió acompañarnos y a los que espero les hiciéramos pasar un ratito bueno en verdad. 

Y ahora...un pequeño video del evento.





miércoles, 28 de octubre de 2015

Diario de sueños y pensares.



Diario de sueños y pensares, de ediciones Azorín, es el primer libro de poemas de mi amiga Dolores Antonia Giménez Gelardo. "Loly".

A fecha de hoy aun lo estoy degustando con un grato sabor de boca, ella no titula sus trabajos, los enumera y allá cada cual con su interpretación abierta, lo que me parece genial.


Aquí os dejo su poema III... sirva de muestra, y ya me diréis. 


No quiero ser brisa
que ha nacido del viento, 
ni encontrarnos entre nubes y luna
escondiendo un lamento,
quiero ser evanescencia
que trasluce un encuentro,
desoyendo el olvido
como amor soñoliento.
No azulemos los días
para guardarlos en fragmentos, 
no lloverán las estrellas
olvidando un tormento;
encontremos las aguas
que me hicieron sediento,
embriagando la aurora
de velado desierto. 

lunes, 26 de octubre de 2015

Hoy mismo... 26-10-2015



Hoy mismito ha sido, soy más de escuchar la radio que de ver la televisión, en cuanto a las noticias por lo menos, pero hoy, lo he visto en la tele. Allí ha salido el Sr. Rajoy sin cortarse un pelo, diciendo que su gobierno ha logrado bajar el paro como nunca antes se había hecho, también ha dicho que ha sacado a España de la crisis sin dejarse a nadie por el camino. ¡Oiga! y sin ponerse coloraó ni una miaja el tío. 

No diré yo que este gobierno lo haya hecho peor que otros, pero de hay a permitirle esta fantochada... hombreeeeee, pos va a ser que no sin que le diga yo.

A ver querido presi, deje usted de decir chorradas (Iba a llamarlas gilipolleces, pero no soy de ofender) pise usted la calle, pregunte, pregunte a ver si así logra enterarse de una puta vez de cuál es la realidad, porque me da que no tiene ni pajolera idea de lo que habla, no se si por la ignorancia de su valor y arrojo, o asesorado por algún lumbrera de esos que cobran un pastón por ná.

Sr. Rajoy, yo soy uno de esos parados que se han comido el paro, la ayuda y eso que llaman Rai, no me queda nada ¡bueno! aparte de la hipoteca, la mujer, dos niñas y un perro rebelde y respondón. ¿Y sabe? lo que he pedido siempre es trabajar... ni paro ni nada de eso, trabajar coño, trabajar, pero por un sueldo digo, osea, una cuarta de la cuarta y misera parte de lo que gana su secretario. Pero como tengo 47 añitos por lo visto soy un viejo inútil e inservible. Es lo que tiene no haberse dedicado a la política, hoy, sin paga vitalicia.

¿Pero sabe? pese toda la que me está cayendo encima, sigo luchando por tener una esperanza, esa que ustedes, los políticos que nos han gobernado hasta ahora, nos han ido quitando. Soy muy cabezón, a mi aun no me han arrancado toda la ilusión, ni las ganas de vivir, porque pese todo, no me considero un inútil a jornada completa. Soy como la mayoría de españoles, esos que mande quien mande se la trae a la fresca, lo que queremos es tener un trabajo que nos permita pagar para vivir, y si nos llega para una cerveza con la familia el sábado y siete días de vacaciones fuera de casa al año (en el pueblo o más allá) ¡genial!

Si a eso sumamos que la educación, la cultura, la sanidad y la investigación se tomen en serio ¡Por Dios, por Dios!...mire, mire, hasta empalmado me he puesto. 

Sabe señor mío, me tiene hasta los huevos, no se si más el derecho que el izquierdo, o más el izquierdo que el derecho, pero que me tiene hasta ahí, ya le aseguro que si. Creo que ya está bien de que nos crean idiotas, ¿que ha bajado el paro, donde? por desgracia en mi entorno hay mucho conocido parado, cada cual con su drama, y ni uno solo ha encontrado trabajo ¡Espere, espere!... yo si, me han hecho un contrato de dos horas y media a la semana, normal que no lo recordara, no me da ni tiempo a degustarlo. ¡Contrato gracias al cual! pagó los medicamentos y me ha quitado puntos para según qué becas. ¡Normal! ahora cobró poco más de setenta euros al mes... y con ese pastizalllllll ¿verdad señor presi? pero claro, me ha sacado usted del paro ¿no? o así por lo menos consta en esas estadísticas que ustedes manejan con tanta maestría.

¿Y, qué es eso de que la crisis no se ha dejado nadie en su camino?... a ver, a ver ¿en verdad aun no se ha enterado usted de la muchísima gente que ha perdido su casa, de los muchos que se han suicidado por la desesperación de verse sin nada y una familia que alimentar y a la que poner techo?... no me lo creo. Seguro que si lo sabe, pero la inercia de venirse arriba lo ciega. Traaanquiiiiilo, traaanquiiilo, respire ande, respire.

Aunque tales paridas duelen bastante, quiero que sepa que de todo no le culpo, aunque últimamente haga usted que me acuerde mucho de su santa madre. A ver Mariano, hágase y haganos un favor. Pise la calle, no haga caso a lo que le dicen esos que como usted no se manchan los zapatines. Pise, camine, huela, vea, mire, escuche, ¡coño! de todo esto que le digo, haga algo, aunque sea poco. Y luego, si tiene buche, diga lo que ha dicho hoy. 

Otro tema que no me da de comer pero si me corroe. Cada poco le escuchó decir que gracias al esfuerzo de los españoles hemos dejado atrás la crisis... usted es español ¿cuál ha sido su esfuerzo? vera, le pregunto esto porque yo solo veo ese esfuerzo en la pequeña y mediana empresa, en los autónomos y la gente que tiene un solo trabajo, o ninguno, esas personas. Si, personas, que no tienen pagas vitalicias aseguradas, ni beneficios de clase alguna. En ellos es donde veo el esfuerzo, en usted y la amplia mayoria de politicos no. Se les ve contentos, nutridos, sin ojeras o preocupaciones de como llegar a fin de mes, de si podrán o no pagar la excursión al niño... ¿cual, cual ha sido su esfuerzo?

Y que conste que le iba a mandar a la mierda, pero como soy mú educado no lo voy hacer, creo que ya va usted muy bien encaminado. 

domingo, 25 de octubre de 2015

El parado.



El miedo tiene sabor a metal,
y la ira a sangre y a anciano limonar.
los he mamado demasiado,
porque con ambos, una vida llevo,
una vida de lucha, huidas y desprecios.


Hoy, la boca me sabe a hierro,
caliente, intenso, grosero.
Mis piernas tiemblan y el pulso alardea,
y de aquello es la nada cuanto queda,
cuanto recuerdo, cuanto apenas ya respeto.


No hay noche sin vela ni hay día sin compasión,
donde la boca óxido escupa
y más amargo se presente mi rencor.
Apenas les escucho, es un lejano adiós,
eso que me llega y jamás soy yo.


El miedo sabe, tiene sabor,
es a metal viejo, casi a sudor.
Llena mi memoria y aleja la pasión,
sabe al hierro, al plomo y el acero
con el que de espaldas se mato.


La vida es la eterna mentirosa,
señala con el dedo mientras cierra sus ojos
y oculta la voz. A metal mi boca
y a sangre la lealtad, en este ahora
que quisiera dibujar.


No tanto por mí como por ellas,
el miedo y mi boca, mi boca y el miedo,
a metales invadido y por ellos vencido,
cuando es tan poco lo que pido
que a morir me brindo.

lunes, 19 de octubre de 2015

Portador de mi reflejo.




Desde mucho más allá
de un simple ayer,
me esfuerzo en soñar,
que todo cuanto calle
por verme incapaz.
Es hoy,
polvo sostenido
sobre el dibujo vertical
que de almas
coloreo suspiros.



En un eco acompasado
de promesas,
vuelo arropado
con versos destilados.
Instantáneas del recuerdo
portador de mi reflejo,
amante que late dentro
inútil y discreto,
abocado a su complejo.



Amanece de nuevo,
va muriendo el silencio.
Se diluye con calma
esa neblina
que emborronaba las farolas,
y sigo,
a estas extrañas horas,
lamentando lo no hecho.
Palabras omitidas,
…acobardado,
me entrego de nuevo al día
complicando al corazón
su huida.