viernes, 7 de febrero de 2014

Para nada...




¿Que será
mi palabra para el mundo,
mi comprimida rabia
para la vida,
mi grotesca desventura
para la parca oscura?



Saco de dentro todo mi sentimiento. Desechado de raíces que confundan de parcialidad mis preguntas, mis respuestas, mi creída coherencia.



Libero todo, no me guardo nada.
Que ya cada cual decida según su mirada,
si erré o avance,
pues para morir,
tampoco me hace falta fingir.