martes, 6 de agosto de 2013

Estrellas.


Siempre hay una estrella,
una luz, un reflejo,
un lejano te quiero.
Siempre queda algo en lo profundo de unos ojos cerrados,
que de sonrisa esbozo deja pintado,
en este rostro que hoy,
se presenta de aguas borroso.
Recordando entre todo,
malo, bueno y mejor.
El regalo que fue en mi,
el sentir de dos ángeles al nacer.
Robando todo el querer,
que sin precisar una sola vez de mentir,
fui capaz de sostener.