jueves, 31 de diciembre de 2015

Borbotones de talento.





En la bronca quietud del sueño
que hipócrita impide dormir.
Fluye, como sangre herida de muerte,
a borbotones de talento
la pasión que desborda su aliento.


No hay más que sentir sus formas,
para que entrañas en ojos converjan
y con olor a viejo llanto
emocionarse de su muda voz.
Esa que retumba entre paredes
de tacto y sustancia, de misterio y distancia,
de un tiempo que corre y se cuaja
…mientras al fondo,
aplauden y aclaman.


En la bronca quietud del sueño
que hipócrita impide dormir.
Me arrullo con su arte,
en su manera de sentir.
Admirando como admiro la valentía y el instinto
de dar rostro a quien no lo tiene
y carácter a lo que no lo padece.


En sus manos de conocimiento
sus creaciones visten alma,
plagando ese pequeño universo
donde soñar, nos hace sinceros.






Al mucho talento de D. Antonio Pons, gran escultor, persona, amigo.