jueves, 20 de abril de 2017

Vencedores.






Tras de fieros ojos
con más pasado que pena,
y más idiotez que venas,
la cárcel de la ignorancia,
la del miedo, el desprecio,
la hombría, la tontería y oído.

Jamás existió y existirá peor destierro
que el que obliga a esconderse dentro del cuerpo.
…los chicos con los las chicas,
las chicas con las chicos…
cantaban para convencernos, una, y otra, y otra vez más,
en el patio de nuestra corta e ignorante vida.

Ver y sentir la luz sin que se oxide el aire,
sin que nadie señale, ria o machaque.
¡Libertad por fin! y esperemos sin final,
la que haga presos por su maldad,
nunca por su gusto, fe, condición,
color o sexualidad.

La ignorancia de nuestro pasado
nos hace partícipes de la verdad,
que aún niegan muchos por los cojones  
de su santísima voluntad.
Creando en torno suyo monstruos
sin escrúpulos y futuro,
que cuan analfabetos del blanco y el negro,
encuentra en su paz enemigos.

Si en algo os he ofendido
gritando os pido perdón,
pues como humano, mucho de ignorante tengo,
y si algo desprecio, es precisamente eso,
mi limitación, nunca, vuestra condición.




-Dedicado a los gays y lesbianas que no pudieron ser libres, por la incomprensión y la ignorancia de una mayoría con las luces contadas-