martes, 20 de septiembre de 2016

Entre mis labios.






Ya ha empezado 
su cuenta atrás
ese grotesco 
sufrimiento.
Desdicha desnuda, 
la que de minutos funestos
erosiona los pilares
que en mi carne 
se hacen vida.
Vibra la impertinencia 
de mi razón,
confusa de idas sin regresos, 
de pensamientos,
que en la añoranza 
de un falso respeto
se pudrieron 
entre mis dedos.

Y me pregunto, 
aún sobre este 
negro mundo,
-universo de universos 
dicen algunos-.
Cuál de todos,
fue realidad 
entre mis labios.