miércoles, 24 de junio de 2015

Sin diferencias.






Con los sesos curados de espanto, o eso he pensado siempre,
me sigo por los pies vistiendo,
…no por dármelas de mancho o, por dar la razón al mundo.
Lo hago por comodidad y porque aun mantengo el equilibrio,
mañana a lo mejor, decido empezar por arriba,
y seré el mismo idiota que soy hoy y pude ser ayer y anteayer.