sábado, 19 de octubre de 2013

Félix. (Una de esas pocas personas que nacen especial y, mueren sin contaminar)



 

Risa, espacios, distancia.

Cáncer que pudre, que asesina,

maldecir de kilómetros personados como burda despedida,

como mero reflejo,

oscura respuesta de mi corazón desecho.
 

 

Me duele el cuerpo, el alma.

Me duele lo que tu recuerdo repleto de presentes desgarra.

¿Quién dijo que solo la sangre derrama lagrimas?

¡¡Ignorantes!!

Eres tú,

esencia de virtud,

de cariño y amistad.

Eres tu quien marca lo que hoy hago verdad.
 



Triste será no verte,

saber que jamás oiré tu voz,

sentiré tu respirar.

Es triste, mucho, muchísimo,

el pensar,

qué largo se me hará ese último abrazo

que la puta distancia me ha robado.

 

Si hay un Dios,

si en verdad existe,

 menudo chollo se lleva el cabrón.

Tu sonrisa, tu guasa, tu gran corazón

y, ese arte partiendo jamón.

Querido Félix,

honor, siempre mío,

la oportunidad de haberte conocido.

 
 

A Félix Suárez, gran persona, inmenso extremeño, arte puro que hoy amanece sueño.