martes, 6 de diciembre de 2016

Terminado (por fin) y empezando (con mucha ilusión)




Terminado, y por fin. Un imperio para Aníbal, libro que me regalaron como novela histórica, que son, junto las de humor, mis prefes. He perdido la cuenta del tiempo que me ha costado terminar con él pese las ganas enormes por perderlo de vista.

No diré que se trata de una mala novela, porque lo que está claro, es que gustos, como colores, hay para todo, eso sí, al mío, ni se aproxima. Esta novela (es mí opinión), si en lugar de escribirla un hombre lo hubiera hecho una mujer, se vendería como lo que es, del corazón, en un contexto histórico como fue el del imperio cartaginés, pero del corazón, y además, de las pastelones pastelones. puede resultar ridiculo, pero, por lo menos es mi impresión, cuando una mujer escribe dentro del género histórico, y por buena sea la novela, siempre se ofrece como del corazón, menos claro esta, que no salga ni una miajita de amor. Insisto, según mi parecer, al que hacer hay que hacer el caso justo. 

Verán, a mí, que los protagonistas seas siempre altos, guapos, limpios y dignos, incluso en aquellos días donde el jabón ejem, ejem… pues como que me chirria. A mí lo que me va, son las historias con gente de verdad, los que se despeinan, follan de normal a regular, que no nos engañemos, viene y venía siendo lo normal, sobre todo cuando la mujer, aunque fuera la que uno quiere, pintaba bien poquito y el polvo era para lo que era. Si, me van los personajes que hablan con la boca llena, porque en aquellos entonces, ¡oiga! pues como que se hablaba con la boca llena, obviamente, el que tenía con qué llenarla. 

En fin, a mí que me gusta cuando leo, que me hagan aprender, soñar o reír, con este libro, ni lo uno ni lo otro ni lo que le pueda seguir. Pero ojo, a mí, gracias a Dios somos muchas almas sobre la tierra y gustos hay, como ya dije, para todo. 

He dejado atrás uno ¡por fin!, y he cogido otro. Dicen que es lo mejor para evitar traumas, ya saben, lo de coger al toro por los cuernos si es al toro a lo que se tiene miedo. No sé, puede que sí, o puede que no, de ello resultado. Pero yo sí lo he cogido. Sólo llevo unas páginas (soy de leer bastante lento), pero ya puedo decir que promete, reír, me ha hecho reír, y eso para mi, en una buena lectura, es casi fundamental. 

Ustedes no me ven, pero puedo asegurarles que tras leer las primeras páginas y gritar un buen ¡Coño!, he vuelto, no sé si decir que a respirar es lo que mejor lo describe, pero si no lo es, se asemeja bastante. 


Y me da, que con; "De ámbito sexual", arrepentirme, no me voy a arrepentir...menuda es la Espe, su prota :-)