viernes, 30 de diciembre de 2016

...carencia, seguro, seguro.




Creo que mucha peña de la que tiene mascotas y perritos en especial, tienen una importante falta ¿no sé si de calcio o de qué? pero algo les falta. A ver, yo tengo un perrito, un Chihuahua muy cabrón. La gente se ríe ¿como un chucho tan pequeño, verdad? el hijoputa de Hitler también era un tapón y mira la que lio. Por eso yo no soy, pero para nada, nada, de los que le dicen a la gente aquello tan recurrente de; no, sino muerde. Es verdad que de momento a persona, quitándome a mí (y eso, poniéndome como persona, que no se si sera mucho), morder, no ha mordido a nadie. Pero, cómo ¿tener? no las tengo todas conmigo, pues como que paso de decirlo y quién sabe si en un momento dado, quedar en ridiculo. 


Pero vamos a lo que vamos, que me tiráis de la lengua y al final me voy por otros lares que no tienen que ver con lo que inicialmente quería decir. 

Si, como comentaba, muchos, que no todos, de esos propietarios, alguna carencia... cuando bajo al mio siempre trato de no cruzarme con el resto que pasean a los suyos, lo hago porque este mio es muy dominante y es ver a otro chucho, sea como fuera de grande, que hasta que no le muerde no para. Pero hay algunos propietarios, para mi los de la carencia, que no saben leer los movimientos, y es verte, y ya puedes cruzar ocho veces de acera, acelerar el paso e incluso esconderte tras de alguna furgoneta al doblar la esquina. Que no, que no hay manera. Esos te enfilan y hasta que no te pillan no se rinden. Y eso para un escueto y rápido saludo antes de contarte que su chucho ultimamente no caga tan bien como lo hacía... y tú te quedas ahí, con esa cara de gilipollas concentrado y a presión, diciendote para ti; ¿Lo mandó a la mierda, le suelto una pata en los cojones o me confieso y le digo que como cague él o su chucho me importa una mierda mucho más hermosa de la que entre ambos juntos jamás harán?, pero al final, sonríes y asientes con la cabeza, le dices que sera cosa del pienso, y aprietas los dientes a ver si tu chucho te presiente y caga de una puñetera vez para perder de vista al de la carencia.