martes, 15 de noviembre de 2016

Lecturas ilicitanas.

Hace unos días, hablando por facebook con un amigo de Londres sobre Elche, osease, mi pueblo. Sus habitantes, clima, historia, costumbres, gastronomía, etc. (Está pensando la criatura en visitarnos), salió el tema literario, puesto que su afición y vida profesional va entorno a la lengua hispana. Ya saben, quería saber si en Elche hay movimiento de escritores, columnistas, letristas, poetas... si se hacen tertulias literarias, recitales, presentaciones de libros, coloquios, etc.

A ver, en Elche somos más de 200.000 almas, que pueden o no ser muchas, depende con que otra localidad se nos compare. Pero a mi parecer ya somos un número importante. Con lo que sí -le dije- hay de todo y bastante, y no solo en lo literario, también en las artes plásticas, música, etc. 

Comenté a este amigo hasta donde pude hacerlo, ya que en Elche son varios los grupos, asociaciones y movimientos literarios que existen. Yo pertenezco a uno, pero haber hay varios, y me consta que numerosos. Y cada uno de ellos con sus reuniones, encuentros y saraos, por lo que en Elche no faltan eventos (tertulias, recitales, presentaciones, cuentacuentos, etc), prácticamente cada semana. 

Sí, creo que se puede decir que Elche culturalmente siempre esta en movimiento, como he dicho, tanto literario como en ese amplio resto de maneras y formas de expresarse, Otra cosa muy distinta es que se sepa, conozca o los órganos institucionales de la ciudad los apoyen y/o promocionen como se debiera, que suele ser que no... pensemos pues que es por su cuantía, que no dejadez. 

Dicho amigo me pidió que le nombrara algunos títulos de autores ilicitanos, y cómo sería un empezar para no terminar, tire mano de algunos de los libros que tengo en casa escritos por mis paisanos y se los fui comentando... como ejemplo, os adjunto fotos de algunos de esos muchos ejemplares. 



Obviamente, este popurrí de fotografías no es más que la punta del iceberg de lo mucho y para cada gusto, que se puede leer de autores de aquí. Donde hay tanto, que ni yo mismo como autor ilicitano soy capaz de leer y enumerar, ¡ojo! que tampoco tengo el placer de conocer a todos los autores, ya que como he dicho somos muchos, y yo tal vez, de los que menos se prodigan en eso de salir.