jueves, 24 de septiembre de 2015

En una gran nada.




Alrededor de una historia
mil veces trasteada
sigue errando la memoria,
comienza a mentir e insinuarse
cambiando colores por lágrimas
y risas por sueños ya sin esperanza.




En un vacío de calor tardío,
mis venas de lamentos, auxilio.
Desgarran calles, derrocan paredes,
plantan bosques, moldean nubes,
gritan aires y mueren de silencios
alrededor de lo que sin memoria, siento.




Tantas veces trasteada,
no logran diferenciarse de aquellas otras
manchadas con la ira dibujada
de esas muchas palabras,
que no sin aclamarlas,
se desvanecieron en una gran nada.