lunes, 8 de septiembre de 2014

Fan.





Cuan llorón amanecer de esparto y papel,
deambula el fantasma que hizo de mi ayer.
Entre violines y doradas cornetas abre la tierra senda,
claveles y risas de la mar brisa.
A tus pasos amada mía, este que soy, 
fan de usted,
aquí le dejo mi querer.